Tendencias

Cinco razones de por qué un lavavajillas es una excelente compra

Se ahorra tiempo, agua, electricidad, cuidas el medio ambiente, es higiénico y tienes más tiempo libre para hacer las actividades que te gustan.

Para qué estamos con cosas; lavar platos no es el mejor panorama. Dentro de las tareas de la casa puede que no sea la más tediosa de todas (generalmente el planchado se lleva el primer lugar), pero de todas formas vemos cómo se acumulan torres y torres de platos y uno se vuelve un verdadero arquitecto, hasta que no entra ni un tenedor y tampoco te queda ni un solo vaso limpio. ¿Qué hacer? Armarse de valor…o darle la bienvenida a un lavavajillas.

Los beneficios de que un electrodoméstico haga el trabajo que tú no quieres -y que además lo haga perfecto-, sin duda te hará olvidar esas tardes de domingos post almuerzo familiar, donde todos se van para sus casas dejándote a ti y a tus platos sucios en el olvido. ¡Que no te pase nunca más! Con estas razones que te entregamos partirás corriendo a comprarte un lavavajillas.

1.- Tiempo libre: Hoy la tecnología nos está devolviendo el tiempo libre que durante mucho tiempo destinamos a realizar tareas que nos quitaban minutos de ocio o de estar con la familia. Es el caso de las aplicaciones que van por ti al supermercado, a la farmacia, las aspiradoras inteligentes y por supuesto ¡un lavavajillas!

Si tomamos el ejemplo del almuerzo familiar de los domingos, fácilmente podemos tardar unos 45 minutos en lavar. ¿Y en poner todo en el lavavajillas? No más de 5 minutos.

2.- Es más higiénico: La cocina, y especialmente el lavaplatos, es uno de los lugares del hogar donde más bacterias se concentran, incluso más que en el baño. Como es un espacio donde se manipula una gran cantidad de alimentos, este se ve expuesto a muchas bacterias, que ni la esponja o el agua caliente pueden combatir con éxito. En cambio, al usar un lavavajillas el riesgo por ejemplo de contaminación cruzada se reduce en un alto porcentaje, quedando todo limpio y sin gérmenes.

Una solución para esto son los lavavajillas Samsung, que se pueden usar con media carga, lo que ayuda a no tener platos sucios hasta que se llene por completo. Y por si fuera poco, esteriliza los platos y cubiertos con temperaturas por sobre los 70°C. ¡Ideal si tienes que lavar mamaderas!

3.- Cuida el medio ambiente: Todas las acciones que podamos realizar para ayudar al planeta son bienvenidas, sobre todo si tomamos en cuenta que al lavar los platos durante diez minutos podemos gastar hasta 100 litros de agua. “Lavar los platos significa un gran gasto, ya que la gente tiende a lavar con el agua corriendo. En este caso, el lavavajillas es mucho más eficiente, ya que gasta aproximadamente 15 litros por programa”, explica Leonardo Miranda, Master Trainer de Línea Blanca de Samsung Electronics Chile.

4.- Ayuda a tu bolsillo: Comprar un lavavajillas es una inversión que rápidamente se justificará. Al poco tiempo te darás cuenta cómo disminuyen los gastos en agua y electricidad. ¿Y qué aumenta? ¡El tiempo libre!.

5.- Cuida tu loza: Uno de los grandes mitos es que el lavavajillas estropea la loza y los vasos. Sin embargo, te aseguro más de una vez rompiste un vaso porque se te resbaló en el lavaplatos (¿a quién no le ha pasado?). Por eso, nada cuidará mejor tus platos y copas que un lavavajillas.

Bonus: Nunca más tendrás que decir “¿a quién le toca lavar los platos hoy?”.

Dejar un comentario