Motores

Conducir con sueño es tan peligroso como hacerlo ebrio

  • ¿Cómo comprender los efectos tremendamente nocivos de conducir con sueño? Ford parece haber encontrado la respuesta con un “Traje del Sueño”, que encargó al Instituto Meyer Hentsche.

Cuando estamos cansados después de una larga jornada y pretendemos ir al volante estamos corriendo un riesgo tan alto como si condujéramos en estado de ebriedad.

¿Cómo comprender los efectos tremendamente nocivos de conducir con sueño? Ford parece haber encontrado la respuesta con un “Traje del Sueño”, que encargó al Instituto Meyer Hentsche.

A través de este dispositivo los usuarios pueden experimentar el efecto destructivo que puede tener el cansancio al conducir.

El Dr. Gundolf Meyer Hentschel, consejero delegado del Instituto Meyer Hentschel, que desarrolló el “Traje del Sueño”, explicó la razón por la cual se llevó a cabo la iniciativa.

“Poniéndote al volante cuando estás cansado corres el riesgo de conducir como un zombie, convirtiéndote en un peligro para ti mismo, tus pasajeros y todos los que circulan a tu alrededor”, sostuvo.

Diseñar el traje se hizo necesario en vista de las estadísticas. La fatiga es un factor significativo en 1 de cada 5 accidentes de tránsito.

De hecho, quedarse despierto durante períodos superiores a 18 horas puede perturbar la capacidad de conducción en un grado semejante al de superar la tasa de alcoholemia de muchos países.

Los jóvenes son el principal objetivo de los estudios porque se someten muy a menudo a una privación intencional del sueño, y se obligan a permanecer despiertos para poder resistir las exigencias de una agitada vida social y largas horas de trabajo y estudio.

El traje cuenta con unos lentes especiales que simulan un agotamiento extremo, incluyendo los microsueños, que constituyen una respuesta incontrolable al cansancio.

Los microsueños pueden hacer que las personas que están al volante conduzcan a ciegas durante 10 segundos o más, a veces con los ojos abiertos, tiempo durante el cual pueden haber recorrido cientos de metros y puede ocurrir cualquier accidente.

Meyer-Hentschel aconseja que cuando estamos demasiado cansados, lo indicado es detener el auto tan pronto como sea seguro hacerlo, tomar una bebida con cafeína y dormir una siesta de 20 minutos. Luego, es posible que despertemos listos para ir a la carretera de nuevo, pero de no ser así habrá que encontrar otra manera de llegar a casa.

Dejar un comentario