Tendencias

Consumo excesivo de papas fritas aumenta riesgos de morir prematuramente

  • Pese a que no son un alimento muy saludable, las papas fritas en pequeñas porciones no representan mayor riesgo para el organismo.

Muchas personas prefieren acompañar sus comidas principales como el almuerzo o la cena con papas fritas. Aun cuando tienen un excelente sabor suelen representar un riesgo para la salud cuando se consumen en exceso.

Eric Rimm, profesor de nutrición en la Escuela de Salud de Harvard, explicó en en un artículo del New York Times que este alimento es “una bomba de almidón”, por lo que se encuentra en el último lugar de los vegetales.

Según un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition en 2017, un gran porcentaje de personas comen papas fritas dos o tres veces al mes, mientras otras las ingieren tres veces por semana.

En esta investigación se hizo un seguimiento acerca del consumo de papas fritas durante ocho años a unas 44 mil personas con edades comprendidas entre los 9 y 61 años. Durante este período murieron 236 participantes.

Según el informe del estudio los individuos que consumieron papas fritas tres veces o más por semana manifestaron un riesgo de mortalidad tres veces más alto que quienes lo hicieron una vez al mes o menos.

Según los investigadores el hecho de beber alcohol, no hacer ejercicios, fumar cigarrillos y consumir refrescos también aumenta los riesgos que la mala alimentación representa para el organismo.

Al respecto, Lindsay Moyer, nutricionista del Centro para la Ciencia en el Interés Público, indica que las consecuencias de consumir papas fritas dependen exactamente de la porción que se ingiere y la cantidad de aceite que se usa.

Para Moyer, la cantidad más “saludable” de papas fritas a consumir oscila entre 12 y 15, en vista de que eso se traduce en unas 140 calorías. Aun así, la experta recomienda reducir al mínimo la ingesta de este alimento para evitar problemas de sobrepeso, obesidad, patologías cardiovasculares, entre otras.

Dejar un comentario