Tendencias

KLM, SkyNRG y SHV Energy invertirán en la primera planta europea para combustible sostenible para la aviación

  • KLM es la primera aerolínea del mundo en invertir en combustible sostenible para la aviación

KLM Royal Dutch Airlines se comprometió, por un período de 10 años, al desarrollo y compra de 75,000 toneladas de combustible sostenible para aviación al año. Con esta decisión estratégica, KLM es la primera aerolínea del mundo en invertir en combustible sostenible para aviación en esta escala.

Por su parte, SkyNRG, líder mundial del mercado de combustible sostenible para aviación (SAF por sus siglas en inglés) implementará la primera planta europea especializada en la producción de SAF en la ciudad portuaria de Delfzijl (Países Bajos). Este centro se especializará en la producción de SAF, bio-GLP (gas biolicuado del petróleo) y nafta, utilizando principalmente desechos regionales y flujos de residuos como materia prima.

La construcción de estas instalaciones, cuya inauguración está prevista para 2022, es una medida concreta hacia el cumplimiento de las metas de sostenibilidad de KLM y su contribución al plan de la industria general Inteligente y Sostenible que han diseñado veinte organizaciones de transporte y centros de conocimiento líderes.

El aeropuerto de Ámsterdam-Schiphol también invertirá en la construcción de dichas instalaciones, mientas que SHV Energy inyectará recursos en la instalación y comprará el bio-GLP producido. “KLM se toma este asunto muy en serio y por ello, durante muchos años ha invertido en sostenibilidad.

Al aunar esfuerzos con otras partes, podemos construir una planta que acelere el desarrollo del combustible sostenible para la aviación. A partir de 2022, la planta producirá 100.000 toneladas al año, de las cuales KLM comprará 75.000 toneladas.

De este modo, reduciremos nuestras emisiones de CO2 en 200.000 toneladas al año, lo que equivale a las emisiones que liberan 1000 vuelos de KLM entre Ámsterdam y Río de Janeiro», declaró Pieter Elbers, presidente y director ejecutivo de KLM.

Compromiso con la sostenibilidad

El combustible sostenible para la aviación es una opción necesaria a corto plazo de la que dispone la industria aeronáutica para reducir las emisiones de CO2, también a corto plazo, conjuntamente con la renovación de la flota y el aumento de la eficiencia operativa. Sin embargo, no se está produciendo suficiente queroseno sostenible.

En este contexto, la nueva planta de producción es un proyecto de SkyNRG, llamado DSL-01, y se dedicará a la producción de combustible sostenible para la aviación. A partir 2022, la planta producirá anualmente 100.000 toneladas de SAF al año, así como 15.000 toneladas de bio-GLP, como subproducto.

Esto supondrá una reducción de 270.000 toneladas de CO2 al año para el sector aeronáutico. Se trata de un importante paso para que la industria se adapte, por un lado, a la necesidad de reducir las emisiones de carbono y, por otro, a la creciente demanda de combustible sostenible para la aviación.

Reducción del 85% de CO2

Las materias primas utilizadas para la producción serán desechos y flujos de residuos, como el aceite de cocina usado, procedente principalmente de industrias regionales. Las instalaciones funcionarán con hidrógeno sostenible, que se produce a partir de energía hidráulica y eólica. Gracias a estas opciones, el combustible sostenible para la aviación comporta una reducción de CO2 de, al menos, el 85 %, en comparación con los combustibles fósiles.

El uso de SAF también contribuirá a una considerable disminución de las emisiones de partículas ultrafinas y de azufre. “Estamos muy orgullosos de anunciar este proyecto y de que lo llevemos a cabo en los Países Bajos con la colaboración de socios muy importantes. Tanto para nosotros como para nuestros socios, este proyecto supone un importante hito en la expansión del mercado del combustible sostenible para aviación.

Somos los primeros en avanzar a esta escala y esperamos que sirva como ejemplo para el resto de la industria en la transición hacia un futuro sostenible para la aviación comercial», afirmó Maarten van Dijk, director ejecutivo de SkyNRG.

Por su parte, Bram Gräber, director ejecutivo de SHV Energy, declaró,“Estamos orgullosos de nuestra innovadora colaboración con SkyNRG y KLM, que nos permite contribuir de forma positiva a la transición energética. Esta inversión está estrechamente ligada a la estrategia de SHV Energy de seguir aumentando la proporción de productos energéticos producidos de forma sostenible. Nuestros clientes en Europa, muchos de los cuales no están conectados a la red de gas natural, confían en SHV Energy para cumplir sus necesidades energéticas de forma eficiente, sostenible y segura. Como pioneros en el campo del bio-GLP, nos complace que este proyecto añada 15 000 toneladas de bio-GLP a nuestro suministro anual, lo que equivale a una reducción de CO2 de más de 35.000 toneladas”.

El combustible cumple con los más altos estándares de sostenibilidad

El comité independiente de Sostenibilidad de SkyNRG determina si el combustible cumple con los más altos estándares de sostenibilidad, garantizando así que el combustible no tenga un impacto negativo en el suministro de alimentos ni en el medio ambiente. No se hará uso alguno de cultivos alimentarios, como el aceite de soja y el de palma (o subproductos como el PFAD o el POME), para la producción.

El comité está compuesto por representantes de WWF International, la European Climate Foundation, Solidaridad Network y la Universidad de Groninga. Asimismo, la sostenibilidad de la cadena y de los productos relacionados está garantizada mediante la certificación por parte de la Mesa redonda sobre biomateriales sostenibles (RSB), el estándar de certificación más alto que existe para combustibles sostenibles.

Socios

Además de KLM y SHV Energy, SkyNRG ha colaborado en el proyecto DSL-1 con otros socios dentro y fuera de los Países Bajos: EIT Climate-KIC, Royal Schiphol Group, GROEIfonds, NV NOM, Groningen Seaports, Nouryon, Gasunie, Arcadis, TechnipFMC, Haldor Topsoe, Desmet Ballestra, Susteen Technologies y MBP Solutions.

Estos socios participarán en varias fases del proyecto. “Estamos muy contentos y orgullosos de que KLM y SkyNRG estén comprometidos con la certificación de RSB de combustible sostenible para la aviación. Nuestros estándares están considerados los mejores de su clase en todo el mundo. Entre nuestros doce principios integrales se encuentran las emisiones de gases de efecto invernadero, los derechos humanos y laborales, las prácticas para mantener la salud del suelo y el uso del agua y el desarrollo rural y social. No existe ningún otro estándar que atienda a una gama tan amplia de criterios”, declaró Rolf Hogan, director ejecutivo de RSB.

 

Para obtener más información sobre éste y otros temas haga click aquí o visite klm.cl

Dejar un comentario