Tendencias

Pantallas interactivas: Más que una diversión, una amenaza para el cerebro

  • Andrea Aguirre, psiquiatra infanto juvenil egresada de la Universidad de Los Andes, Chile, corrobora el hecho de que si un niño o adolescente utiliza el celular por más de dos horas al día, puede empezar a demostrar trastornos de sueño y concentración entre otros problemas.

Diversos estudios realizados para medir el efecto que causan las pantallas interactivas en los niños y jóvenes menores de 25 años, muestran resultados desfavorables acerca del uso de esos artefactos, sobre todo los celulares.

Andrea Aguirre, psiquiatra infanto juvenil, egresada de la Universidad de Los Andes, Chile, corrobora el hecho de que si un niño o adolescente utiliza el celular por más de dos horas al día, puede empezar a demostrar trastornos de sueño y concentración entre otros problemas. Al respecto, más que una diversión, el uso de pantallas interactivas representan una amenaza para el cerebro.

“Cuando el cerebro se siente amenazado, como cuando hacemos uso del celular por ejemplo, aquel empieza a mandar señales para que la sangre fluya hacia las extremidades y otros órganos, menos al neocórtex, parte menos evolucionada del cerebro y que controla la empatía, toma de decisiones, planificación de tareas e impulsos·, afirma la doctora Aguirre.

En este sentido, indica que los más vulnerables resultan ser las personas menores de 25 años ya que no han alcanzado la plena madurez de su cerebro. “Es el abuso y no el uso de los celulares y generalmente los niños y adolescentes pasan muchas horas pegados a estos artefactos inteligentes”, aseguró.

Insomnio, estrés e irritabilidad

Un estudio denominado “Efectos del celular en el colegio”, realizado en aproximadamente 300 niños y llevado a cabo por la Universidad de los Andes”, arrojó resultados negativos sobre el uso del celular por las noches.

La investigación concluye que al abusar de los celulares a altas horas nocturnas, esto ocasiona un impacto en la melatonina, hormona que disminuye su producción e impide descansar y dormir al individuo. En consecuencia, los estudiantes se estresan más, rinden y se concentran menos en sus estudios.

Dejar un comentario