Nacional

Se incrementa a 62% la cantidad de personas en quiebra en Chile

  • La falta de educación financiera y de estrategias para cancelar la deudas forma parte del fracaso en los negocios destacan expertos economistas.

Un total de 2.328 personas se declaran en condiciones de quiebra en Chile durante este primer trimestre del año, así lo informan investigaciones de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento. También señala que el ascenso a 62 % en comparación al 2018.  

Con la aplicación de la Ley de Quiebras o Normativa de Insolvencia y Reemprendimiento publicada en el 2014, los ciudadanos aún no comprenden los métodos para renegociar sus deudas. Por esta razón, las personas naturales y jurídicas optan por enajenar sus bienes para salir de créditos y pagos retrasados.

Según el profesor de Derecho Comercial de la Universidad de Chile muchos administradores y abogados se benefician económicamente con esta legislación, porque le dan como única opción la quiebra. En este sentido, el subsecretario de Economía, Tomás Flores, destacó que hay una variación de valores entre años. 

También, expone que el alza y la baja registrada entre este año y los  anteriores se debe a que muchas de las solicitudes de quiebra fueron rechazadas los por jueces en ese lapso de tiempo.

Razones que explican el quiebre financiero

Una de las causas que muestran la mala toma de decisiones en cuanto a los problemas financieros es la capacidad de pago real, comenta el abogado y socio de Defensa Deudores, Ricardo Ibáñez, quien a la vez puntualiza que muchos ciudadanos desconocen la función de las tasas de interés.

Ibáñez explica que el promedio de las personas de 39 años son las que optan por declararse insolventes.  50,3% son hombres y 49,7% mujeres. Quienes tomaron la opción de renegociar tienen las edades que oscilan entre 30 y 40 años. Adicional, 822 empresas se declararon deudoras para este primer semestre de año.

Por su parte, Flores resalta que el ámbito económico las decisiones de inversión y consumo afectan más en las empresas pequeñas cuyas ventas pueden disminuir. Sin embargo, las grandes compañías son capaces de sobrevivir en esos casos.

Dejar un comentario