Nacional

Sequía: Gobierno está pensando en bombardear las nubes para hacer llover

  • La medida permitiría aumentar las probabilidades de lluvia en algunas zonas del territorio chileno que han sufrido falta de agua.

Bombardear nubes para generar lluvia y de este modo hacer frente a la sequía que azota varias regiones de Chile, es el plan del Gobierno frente a la emergencia agrícola actual.

Se trata de un tema que se viene estudiando desde algún tiempo. Incluso se ha analizado el trabajo de la Administración Meteorológica de China en la administración de las precipitaciones artificiales mediante cañones que favorecen entornos para la formación de lluvia y granizo.

Y ha sido un tema de estudio porque el cambio climático preocupa al Gobierno, según ha reconocido el ministro de Agricultura, Antonio Walker, quien al asistir a Chile Week 2019 realizada en China, advirtió acerca del impacto negativo de este fenómeno sobre el desarrollo agrícola.

Walker revisó en el país asiático todas las tecnologías que admitan replicar en Chile disposiciones para ayudar a los trabajadores de la tierra que se han visto seriamente afectados por la sequía.

En este sentido, el funcionario considera que el bombardeo de nubes permitiría aprovechar las condiciones climáticas para aumentar las probabilidades de lluvia en algunas regiones.

Con el objetivo de alcanzar mayores avances, el ministro de Agricultura asistió a varias reuniones con Liu Yaming, jefa de la Administración Meteorológica de China, para la revisión exhaustiva de los antecedentes técnicos relacionados con la generación de clima artificial.

Todo lo anterior favorecerá procedimientos de cooperación internacional en aspectos de meteorología para desplegar actividades en conjunto con instituciones meteorológicas no sólo de China sino de otros países. Chile cuenta con limitadas cantidades de agua, a pesar de que dispone de más de 100 cuencas hidrográficas, fuentes en la Cordillera de los Andes en el este, el Océano Pacífico en el oeste y, en el sur, glaciares en la Antártica.

Dejar un comentario