Tendencias

Tips para tratar a tu mascota si se expone a gas lacrimógeno

  • Productos químicos elaborados para mantener el orden público en las manifestaciones afectan la salud de las personas y animales.

Usuarios de redes sociales promocionan campañas para ayudar a los perros y gatos que resulten lastimados o afectados por las bombas lacrimógenas durante las protestas en Chile. Por su parte, el Colegio Médico Veterinario (Colmevet) dio a conocer 5 consejos para auxiliar a las mascotas.

Una de las acciones que deben realizar los dueños es lavarlos para evitar que el animal mantenga residuos tóxicos en el cuerpo, destacan los especialistas. A la vez mencionan que si están en condiciones de calle hay que sacarlos del área de exposición de los gases lacrimógenos.

Recordaron que es el perro o gato puede agredir, por sentirse en amenaza. En este sentido, intenta llevarlo a un lugar seguro y evita que se altere. En caso que la mascota se encuentre en casa, los gases hayan caído cerca cierra las ventanas y elimina el gas con un ventilador.

Otra de las alternativas que ofrece Colmevet es realizarle una revisión médica al perro o gato, si presentan actitudes extrañas o alteraciones en su organismo.  En algunas ocasiones los animales son alérgicos y los síntomas se muestran internamente.

En caso que la mascota reciba una herida durante la manifestación es necesario que lo trate un médico veterinario, para que lo evalúe y determine los daños físicos que ocasionó el perdigón. Igualmente, ofrecerá el tratamiento más adecuado para que el animal mejore.

Los especialistas señalaron que los perros, gatos tienen una mejor capacidad auditiva y olfativa que el ser humano. Al estar en condiciones de agitación social pueden alterarse por los mismos nervios del ser humano y tienden a escapar del sitio.

De la misma manera, señalan que es mejor evitar exponer a las mascotas en situaciones que puedan alterar su bienestar, por lo que si hay protestas es mejor dejarlos en casa. Además, evitarás que se pierdan o se alteren por el miedo.

Dejar un comentario